Doctorado en Agronomía

ORCHANSKY, Alberto.
"El microclima de un cultivo ralo bajo condiciones de riego: Balance energético, transpiración y evaporación"
Director: Roberto E. Brevedan.

RESUMEN
Las variables que definen el balance energético de un cultivo ralo y aquellos parámetros morfológicos y fisiológicos necesarios para la caracterización de una cubierta vegetal, fueron monitoreados durante 90 días en un cultivo de cebolla (Allium cepa L) bajo riego, en el Sur de la Provincia de Buenos Aires (39° 23´ S, 62° 22´ 0) Se demostró la ausencia de aportes significativos de calor advectivo por lo cual, el limite superior de la evapotranspiración real de la superficie saturada del suelo pueda ser estimada con suficiente exactitud a partir de la energía disponible del balance radiativo, en tanto que el flujo de calor en el suelo puede ser ignorado todo tiempo que el Indice de Area foliar ³ 2.5. La radiación disponible para la transpiración puede ser derivada aplicando modelos sencillos que utilizan la radiación solar como dato de ingreso que son propuestas en este trabajo. Similares resultados pueden ser también obtenidos aplicando el modelo de determinación de la evapotranspiración de referencia para alfalfa. En el caso de una cubierta parcial del suelo, se puede obtener una estimación de la evapotranspiracíón real diaria aplicando un modelo del tipo Priestley-Taylor, con un a = 1.30. En este caso es necesario considerar el flujo de calor en el suelo que, de acuerdo a lo observado a lo largo del período en estudio, puede asumirse representa un 30% de la radiación neta durante todo el tiempo que el Indice de Area Foliar £5. La evaporación del suelo y la transpiración del cultivo, con una cubierta parcial de la superficie del suelo, pueden ser estimados aplicando el modelo de Shuttleworth-Wallace, utilizando ediciones de temperatura y humedad del aire, velocidad del viento, estimaciones del balance balance radiativo y límites de resistencia de sustrato a la evaporación rss ³ 500 s m-1 a partir de las 48 h de finalizado el riego o lluvia. La alta demanda evaporativa, el tenor de sales solubles en el agua de riego y el método de riego utilizados en la zona, determina que los procesos de salinización y/o sodificación sean extremos en este área. Esta circunstancia es controlable siguiendo rutinas de lavado del perfil del suelo, que por lo general requieren grandes volumenes de agua en el desplazamiento de las sales fuera de la zona de actividad radicular. En el caso de una cubierta parcial de la superficie del suelo, esta rutina tiene un alto costo en la eficiencia en el uso del agua de riego, que puede ser controlada aplicando riegos de alta frecuencia, cada 2-3 días, y una lámina de agua de 20-30 mm. El mantenimiento de un alto contenido de humedad en la superficie del suelo puede reducir la transpiración, al aumentar la humedad del aire en la atmósfera en los alrededores del cultivo. El aumento de la superficie sombreada del suelo se obtiene al requerirse surcos menos profundos para la aplicación de riego. Un aumento significativo en la eficiencia del usó del agua de riego es posible sólo destinando el uso de ésta a los cultivos que ofrezcan una cubierta completa de la superficie del suelo.

Datos de Contacto

E-mails institucionales:

Secretaría E1
(Díaz, Silvia)
(Gonzalez, Viviana)

Institucional
(Gonzalez, Viviana)

Enlaces de Interés

  Departamento de Agronomía
Volver